“Megasequía en Chile: la disputa por la propiedad del agua en medio de la mayor sequía de la que se tiene registro”

Chile enfrenta la década más seca de su historia desde que comenzaron los registros de precipitaciones en 1915.

Es la llamada “megasequía” que ha dejado catastróficas consecuencias para agricultores y familias vulnerables.

La escasez de lluvias ha provocado un colapso en los sistemas de riego, miles de personas han tenido que ser abastecidas de agua a través de camiones aljibes y decenas de miles de animales han muerto.

Es en este contexto que, en medio del estallido social de fines del año pasado, surgió un cuestionamiento a la propiedad de un recurso que nunca antes había sido tan escaso como ahora.

https://www.bbc.com/mundo/amp/noticias-51622758?fbclid=IwAR1Yb3jovyEvBsIoGfP0FMNMcOIld_qaG66C2H0lqCnNE-sRyedQSeIkO3g

“El uso del agua sigue creciendo en el mundo: un 1% al año”

El uso del agua en el mundo ha aumentado seis veces durante el último siglo y está aumentando a razón de un 1% al año. En un contexto de cambio climático Naciones Unidas aboga por una buena gestión de los recursos hídricos para mitigar el impacto social que el calentamiento tendrá en la disponibilidad de agua potable.

En conmemoración del Día Mundial del Agua, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ha lanzado este domingo un informe donde se advierte que las alteraciones climáticas afectarán a la disponibilidad, calidad y cantidad de agua necesaria para las necesidades humanas básicas, socavando así el derecho básico al uso del agua potable y al saneamiento para miles de millones de personas.

https://www.elagoradiario.com/agua/uso-agua-mundo-crece-1-al-ano/?fbclid=IwAR1NnRP-UHhLebV-wPELxc0zXyRUbbUe1YkuMWOD3F5_VO_z7rLFyDqJAi0

Escasez de agua en México: un problema de derechos humanos en medio de la epidemia por Covid-19

En medio de la emergencia sanitaria que ha significado la epidemia por el Covid-19, la falta de agua potable que padecen 10.5 millones de familias a diario en México representa uno de los principales problemas en materia de derechos humanos que se deberán afrontar, según especialistas.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el país, una de cada tres casas registradas no recibe agua todos los días. Y es que el 25% de la población (8,411,920 personas) la obtienen cada tercer día, una o dos ves por semana o de vez en cuando, mientras que el 7% (2,085,208 personas) no la tienen y deben conseguirla de otras casas, llaves públicas, pozos, ríos, lagos o mediante pipas.

https://www.infobae.com/america/mexico/2020/04/02/escasez-de-agua-en-mexico-un-problema-de-derechos-humanos-en-medio-de-la-epidemia-por-covid-19/?fbclid=IwAR19K7lZ-4JB6hL-hDraANbmfL63Z-0qQWLJCKrcAcumXEXEWt-LOTbOyYk

“Agua y clima, ¿adaptar el medio o adaptarnos a él?”

En el mundo actual, el clima y el agua son noticia cada día. Ciclogénesis explosivas, inundaciones, sequías, olas de calor, contaminación, pozos ilegales…

Esgrimimos las cifras de las consecuencias de estos fenómenos para reclamar respuestas desde las diferentes administraciones. Pero estas demandas no siempre apuntan hacia una dirección sostenible, ni es siempre el clima el responsable de las catástrofes.

https://www.ambientum.com/ambientum/agua/agua-y-clima-adaptar-el-medio-o-adaptarnos-a-el.asp?fbclid=IwAR2H-t8N2dEO4YeVFSMZeqmDXvsAYi-i7-I9E4r_6GNn1-FeF3tI5BEZI6w

“Día Meteorológio Mundial: Cuenta cada gota de agua, porque cada gota cuenta”

Inundaciones, lluvias extremas, sequías y derretimiento de los glaciares… el agua está peligro. El mundo debe demostrar la misma unidad y compromiso con las medidas para mitigar el cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que con la contención de la pandemia del Coronavirus.

En un mensaje para conmemorar el Día Meteorológico Mundial, el Secretario General de las Naciones Unidas dijo que el clima y el agua están “inextricablemente vinculados. Ambos están en el núcleo de los objetivos mundiales en materia de desarrollo sostenible, cambio climático y reducción del riesgo de desastres”.

https://www.iagua.es/noticias/onu/dia-meteorologico-mundial-cuenta-cada-gota-agua-porque-cada-gota-cuenta?fbclid=IwAR2JCxUC0Vfjpzv4snHAagT1OO8alFxurBg5hi_hmSec1xZCPwkvyrQ8_ew

“Canales de Venecia con aguas limpias y peces por el confinamiento del Covid-19”

La calidad del aire ha mejorado substancialmente en las últimas semanas en China y también en Italia, como han mostrado las imágenes de satélite.

La Vanguardia ha publicado detalles sobre este singular efecto secundario de la pandemia del Covid-19 en artículos como los enlazados en la parte inferior de esta información.

En Italia, además de la reducción de gases contaminantes como el dióxido de nitrógeno observado por la Agencia Espacial Europea, las medidas implantadas en la denominada ‘zona roja’ de la epidemia (primero en el norte del país y desde el pasado día 10 en toda Italia) también están dejando escenas insólitas en los canales de Venecia.

https://www.lavanguardia.com/natural/20200317/474234537648/canales-de-venecia-con-aguas-limpias-y-peces-por-el-confinamiento-del-covid-19.html?fbclid=IwAR3GVptqPrko4dvSfNZ6PJ2hj8JQlHUHlsgEmLzYKEKxK_77w8HmQOSZvuc

“El cambio climático obliga a un plan de renovación sostenible de las infraestructuras de ciclo urbano del agua”

En España, uno de los países europeos más vulnerables a los efectos del cambio climático, debería implantarse un plan de renovación sostenible de las infraestructuras del ciclo urbano del agua que garantizara el uso más eficiente posible de los recursos hídricos. Esta es una de las conclusiones del estudio ´Análisis de las necesidades de inversión en renovación de las infraestructuras del ciclo urbano del agua´ de la Cátedra Aquae de Economía del Agua (Fundación Aquae y la UNED) y la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS). https://www.tecnoaqua.es/noticias/20200312/catedra-aquae-aeas-cambio-climatico-renovacion-infraestructuras-ciclo-urbano-agua?fbclid=IwAR0GoKENB7_TN_zaAS9Uh5WWlMWbeUFTrTARUqD0C1_JPs4DajWjXG1d70k#.XnuRU4gzbIV

“Tony Wong has a new role at the CRC for Water Sensitive Cities”

After more than seven years as the CEO of the CRC for Water Sensitive Cities (CRCWSC), I have stepped down. My executive functions with both the CRCWSC and the Water Sensitive Cities Institute (WSCI) formally finished on Tuesday 25 February 2020—but my involvement with both organisations is far from over. https://watersensitivecities.org.au/content/tony-wong-has-a-new-role-at-the-crc-for-water-sensitive-cities/?fbclid=IwAR1lQNyjMUM9b17IDONkfpYyPAskkHMiNIfnfZ07e0F196kuo1PnwXOUnX4

“Why Rainwater Harvesting Should be in Your Water Management Toolkit”

Harvesting rainwater may not solve all of the world’s water problems, but what it can do when combined with a complete water supply strategy is provide an alternative source of freshwater for daily consumption while also relieving some of the demand pressure on municipal water systems. Harvesting rainwater helps preserve valuable groundwater supplies and reduces the impacts of the storm water flows that continue to plague cities around the world.

Although rainwater harvesting can and should be an important piece of a water supply strategy, it represents only a part of an overall plan. A comprehensive water supply strategy should be a three-pronged approach that in addition to rainwater harvesting, includes harvesting and reuse of wastewater and site-generated storm water at grade surfaces, such as parking and driving areas and sidewalks.

In the current water supply paradigm, we pay to bring water in, often from far away or deep places, and pay to get rid of this water once it is used just once. In addition, we pay to get rid of the rain and storm water that comes to us from the skies through our storm water system.

https://www.wqpmag.com/rainwater-harvesting/why-rainwater-harvesting-should-be-your-water-management-toolkit?fbclid=IwAR3a015jXyr_ZZn39bpddKIhqiw0gvo5OyPsz7WR9FT_ww3jme1AidLHcf8

“Recuperar los ríos de las ciudades, una prioridad mundial”

La modernidad, el proceso de industrialización, hicieron que lentamente los pueblos, y en el caso particular las ciudades, se desconectaran de sus ríos, de sus cuerpos de agua. Ellos terminaron siendo contaminados, relegados, olvidados. Les dieron la espalda.

En los últimos años y ante el inocultable deterioro ambiental, varias metrópolis han puesto de nuevo la mirada en sus ríos como ejes integradores de desarrollo, para ser más resilientes y sostenibles.